martes, 20 de diciembre de 2005

viernes, 16 de diciembre de 2005

Hoy nací yo.

Hoy hace veinte años que naci. A las nueve de la mañana según me han contado... Estuve con los compas de clase tomando unas cerves en el Black Roses, celbrando la víspera: rico rato. Ya me han llegado varios mensajitos: la vida jamás dejará de sorprenderme... Y por cierto: todo se pasa. Ah, y gracias por el regalo: preciosa amistad envuelta en papel de regalo AZUL, a pesar de los pesares. Entra la depre un poco por cambiar de década y aumenta el sentido de la responsabilidad y el diablillo de mi hombro me cuenta a mil veces por minuto que me piense bien qué es lo que quiero hacer con mi vida, de dónde vengo, a dónde voy y hasta qué punto quiero llegar... * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * A lo largo del día fui recibiendo mensajes y llamadas: pero nada como la familia y los amigos de verdad, los de siempre. Cuántas cosas preciosas en objetos y en palabras sinceras. Gracias a todos, así da gusto seguir aquí, cerquita vuestro. Una se siente especial e importante por un rato, qué coño. Gusta sentirse así. Por mucha gente y muchos ratos, los de verdad sois los de siempre y bien poquitos. Y en el fondo, se nota por muchas llamadas y muchos mensajes de cortesía y políticamente correctos. Los que os mojáis, sois los de siempre. Los que me queréis y a los que yo adoro... sois los de SIEMPRE. Ah, y ya os pondré una foto con mi sombrero blanco. Un beso de 20. Duendecilla.
P.D. Creo que no me gusta la palabra "cumpleaños" ;-)