sábado, 28 de abril de 2007

Hoy no es miércoles.

Hoy no es miércoles, pero como si lo fuera. Hemos tenido nuestro primer bolo y ha sido MARAVILLOSO: hemos logrado emocionar. Noche subrealista llena de grandeza y grandes. GRACIAS: Rodri, Celia, Pedro, Alba, Lore, Cris, Vero, Christian, Gonzalo... y los demás de "Los Miércoles" que no estuvísteis, pero ESTUVÍSTEIS. Gracias por hacer de mi vida algo maravilloso aunque a veces se me olvide cómo confiar y dejarme, sin más ni menos. Gracias a Paco por brindarnos la oportunidad. Y gracias a tí, por cada rato y por el te quiero de hoy, y por tu abrazo, como siempre. Y no-gracias a tí, por tu voz, por estar cerca manteniéndote lejos, por estar estando, por lanzarme un anzuelo que no suelto ni en broma.


GRACIAS.
Duenda, a las cuatro de la madrugada del viernes con sensación de miércoles.


p.d. Y por los juegos de cachis de última hora.
p.d. Y también a vosotros, por seguir acordándoos aunque ya no curre entre pizzas y hornos y canciones de circo y manos de tomate.
p.d. La mejor guinda para el día de hoy.

miércoles, 25 de abril de 2007

******

A veces la vida te sabe a poco
y otras te sobra en el plato



Cosas, muchas cosas.

Que salen, claro.
duenda.

p.d. Me gusta mucho trabajar con vosotros.

lunes, 23 de abril de 2007

*****

Hay un gato con bigotes afilados y una vampiresa en una jaula de cristal.
No puedes tocarme el orgullo porque no te he dado permiso.
¿A qué jugamos? Al "a ver quién puede más".
Siembra pipas vacías: recogerás cáscaras.
Duenda.
Corte de mangas para tí también.

domingo, 22 de abril de 2007

****



Bájame, corre, que no me vean en tus brazos. Ven, cúentame un cuento. Quiero un pastel. Chicles de fresa con pegatinaaaa. Te toco la oreja y me chupo el dedo. Al pasar por el cuarteeel, se me cayó un botóóón. Mañana vamos de excursión: al castaño del patio del colegio. La monja del bigote. ¿Qué hora es? Las siete. Papá, peináme bonito. Domingo por la mañana jugando a los marcianitos. Mamá, el pichi no; mejor el chandal de Mafalda. ¿Hacemos un tente? Y la merienda voló por la ventana. Veo, veo. Plastilina debajo de la mesa. Evitando inyecciones en el culo debajo de la camilla. Corre, corre, que está Baltasar en el salón y como te vea levantada no te deja ningún regalo. Caramelos de menta en el bolsillo de abuelo. ¿Por qué abuela me enseña a rezar? Para que seas buena. Un penique vestido de marinero. Masa cruda y un dedal. Un columpio hecho con cuerda y cartón. Un triciclo rojo...




Y nos hacemos grandes, pero hay cosas que no cambian.

Hoy no quiero crecer, ¿y tú?
Duenda.

martes, 17 de abril de 2007

***

Pisadas de abril impreganadas de brea. Jamás. Yo te la paso a tí y tú me la pasas a mí. ¿Y luego? No. Nunca. Nadie. Ninguno. ¿Tenemos que ser más quejicas y menos llorones? Lecciones para extraños.


Y no aprendo.
Y no paras de enseñarme.
Y no quiero / puedo / debo / espero.


Doble o nada.
Que no.
Duenda.

**

Qué
fácil
es
la
vida
de
los
cuentos.






Buena noche, que sueñes bonito.
Duenda.

domingo, 15 de abril de 2007

*

Pájaros de luz en el camino.
Cables que puntean las nubes.
Bosques coloreados en negro.
¿Hemos llegado ya?
¿Dónde estás que no te veo?
¿Vienes?
Hace frío fuera.
La Tierra gime en profundo desorden.



Y...
feliz semana para tí también.
Duenda.

jueves, 12 de abril de 2007

Chaouen de fondo.

Estoy desnudo al amanecer en este último piso abuhardillado. No sé si ponerme a cien o darme una tregua en el lavabo. No tengo dinero para el tren que me lleva a tu barrio. Necesito aire en el pulmón del cielo de tus labios. La ventana ha cedido al sol que me aporta calor y algo de pena. No queda nada de alcohol, quién fuese Cristo en la última cena. No sé si mandarte una postal tatuada de ilusiones o alucinarme un carnaval lleno de pasodobles.


Mi corazón babea a popa,
no se donde esta mi ropa
la habré perdido junto al miedo.

No me canso de quitarme el sombrero,
cuando llueve por mojarme las canciones.
Y no me daré cuenta en esta puta vida
que lo que yo quiero es rellenar tus rincones.


No me canso de mirarte la cara,
no me canso de vivir en escenarios
y no hay más adversarios que
nosotros (tú y yo) de espalda,
que el amor son tres flores
que se riegan a diario.


Las pupilas ya sacian su sed en el veneno de la enredadera. Inventó el color también de las vocales con sabor a fresa. Visita la tarde leve, azul, ángel de luz de cárcel. La mar arde y no estás tú, y se hace menos tarde. La ventana prescindió del sol que va de migración hasta mañana. Ya llegó la ansiada luna que nunca nos evita las miradas. Hay un paraíso en cada piel y un dios en cada hombre. Yo sigo poniendo en el sofá cojines de canciones.

No me canso, CARLOS CHAOUEN.



* * * * * * *

Ratos pendientes de los de sin prisa y palabras: con nombres de pila propios. Notas acumuladas y esparcidas: quien siembra, recojerá; eso dicen. Trabajos trabajosos que quitan el sueño: todo irá bien; todo, todo, todo. Compromiso de versos aplazados por asuntos exteriores: así es la política de las pymes. Café español - que no americano - con sacarina y poco tabaco: que mata; el pulmón izquierdo grita enfadado. Telediarios amarillos: el Sol ha debido comerles el color. Guerras en el cristal luminoso: muerte reseca en los periódicos. Indiferencia desahuciada. Disgustos sinsentido entre cuatro paredes que huelen a ambipur: calla, anda. Un cassette de voces que ponen mucho (los pelos de punta). Dolor de cabeza permanente sin rulos: ibuprofeno en vena y poca siesta. Óperando el sábado en Calderón: y cita con el Dr. Aute el 23; enseñará cómo diseccionar la experiencia. Haikus de peces de colores en el móvil, con eme de móvil. Caramelos con papel que hace ruido pegajoso: mensajes líquidos en el interior. Conversaciones sabias que hacen sentir un mucho idiota: y sale a relucir la mala uva y otras profundidades sospechosas. Canalizar energías en todos los caminos escogidos: hay que saltarse el psicoanálisis. ¿Qué es la poesía, señores? ¿Para qué sirve? (si es que sirve para algo, guiño - guiño - blasfemia - carcajada). No sé qué pasa: autovía correcta y carril de deceleración. Gire a la izquierda. Fijamente. Since - Until. Il y a - Jusqu'a. C'est la vie. It's my life. Bah... oui. Fuck! Quelqu'un m'a dit que je ne sais pas beaucoup de choses. I miss you. Mis miércoles. Brain storm. Boîte à mots. ¿Algo nuevo? Y la impresora no funciona. F a la hoguera. Hoy no es viernes: he olvidado el calendario en el otro pantalón.



Duenda.

miércoles, 11 de abril de 2007

Medi@ redonda.

Canta
la
luz
un
silencio
de
blanca.










Duenda.

Tan altos como la Luna.


Al fin serás un cristalino,
te contaba bajito

mientras limpiabas tus manchas
en un agua bendita de sueños.

En tu cuerpo
quedaron Variaciones en violeta

testificando deseos ocultos
como un cáncer sin desarrollar.

Como inciso
alegaste en tu favor

que era Tiempo de susurro;
pero ya era tarde para.
Todo quedó en una Metáfora imposible
que relata lo que no está vivo
...en este lado.


* * * * * * *

Tarde de sentidos y sorpresas, la de ayer. Javier de Luna, Artista - que no pintor - y papá de Aralita, expuso ayer una pequeña parte de los tesoros hechos a medida con los que juega entre paletas, rodillos, colores y horas vivas a contarnos cuentos maravillosos. Se hace llamar Sileno y lo encontraréis siempre entre obras sin terminar y en aquellos rinconcitos donde abunden las sonrisas.


Gracias por ser, los dos, tan altos como la Luna.

Duenda, descalza ;-)

domingo, 8 de abril de 2007

Un placer.


Descanso, desconexión y pilas cargaditas para el caos.
Algún apunte, mucho pueblito perdido y una visita fugaz.
Gracias a los dos: echaré de menos los desayunos, cómo no.


Gire a la izquierda, primera salida.
Ha sido un placer.
Duenda.


p.d. Las señales en los pueblos son meramente orientativas.
p.d. Y sí: nos vemos en nuestros sueños, como siempre.