viernes, 28 de julio de 2006

Educando a un hada.

Tiempos pequeños, Bebe.
¿Quién se va? ¿Quién se queda? ¿A quién le duele más la soledad? ¿A quién le duele más la soledad? Todos los rincones de mi vida tienen algo tuyo. ¿Cuál es tu camino? ¿Cuál es el mío? ¿Dónde se encontraron? ¿Dónde se han ido? Anda, déjame que te acompañe, que no es momento de andar sola. Con lo pequeño que es el tiempo... ¿quién recogerá el perdido? Si tu me cuidas yo me curo. Mi cura es tu compañía. Deja que te cuide las alas, tus alas… Anda, déjame que te acompañe, que no es momento de andar sola. Mis cinco sentidos son para ti. Mi tiempo para ti. Mis manos para sujetarte a ti. y mi alegría, para que la bebas toda tú. Anda, déjame que te acompañe, que no es momento de andar sola. Anda, déjame que te acompañe, que no es momento de andar sola. Déjame que te acompañe... * * * * * * * * - "¿Y cómo voy a distinguir un buscador de setas de un cazador de hadas?".
- "Reconocerás a un hada por las cicatrices en las mejillas de arrascarse, por la amnesia".
- "Abrazando a los árboles".
- "¿Me quieres tanto como para irte otra vez?".
- "Gracias por la noche de ayer".
- "Los pájaros no reconocen la botella de plástico porque no les sirve para nada".
- "Me han prohibido reír, así que ponme triste".
- "Anda, deja que te acompañe que no es momento de andar sola".
Genial. Y es que la vida, es un cuento de hadas desarrollado al gusto: con las pistas de la imaginación y los ecos del viento que a veces chiva las cosas difíciles y las convierte en sencillas. Qué sensaciones, recuerdos, emociones, fibrillas tocadas... qué de magia. Disfrutadla, que enriquece ese niño de dentro que a ratitos se desgasta como una pastilla efervescente.
Que no decaiga. Que no se vuele. ¡Fs fs fs fssss!
Buenas noches.
Duenda.
P.D. Narazul: ya he actualizado. ¿Qué tal así?

5 comentarios:

Anita dijo...

Holaaa!!
Gracias por decirme el nombre, la escuche cuando la cantó con el Loco de la colina, pero no dijo como se llamaba la canción. Soy fan de Bebe desde hace mucho, cuando cantaba en el Buho Real los jueves, y aunque hay rachas que le pierdo la pista, me gusta que siga ofreciéndonos arte, con sus canciones y con sus papeles.
Mil besos y encantada de que hayas encontrado mi blog

tembetita dijo...

Y es que ya se sabe, las hadas son mágicas. "La educación de las hadas", sólo con su nombre, despierta el batir de alitas verdes, rositas, azules...

Peli con encanto, hechizo delicioso que derrota la dureza de las caracolas (de mar y de corazón).

Sensible, no sentimental.
Sencilla, no sosa.
Mestiza, no extranjera.

Es la historia de un hada descubierta que "pasaba por aquí".

Un beso, duenda.

Anónimo dijo...

bien duenda...me ha gustado la actualización...y lo que tanto se repite..no es tiempo de andar solas.... dice Teresa de J que hay que hacerse espaldas unos a otros,no lo dice así,pero no tengo aquí el texto .... no es tiempo de andar solas...ye lo sé...y disfruto con la gente con la que estoy,y me acuerdo de todos tus mensajes...y sonrío. Disfruto un montón y siento que no ando sola...y tú tampoco,no lo olvides... Narazul

Duenda dijo...

Sigue disfrutándote y disfrutándolo y disfrutándoles y disfrutando en general, Narazul. Yo seguiré recordándote en mis ratos naranjas y recordándome que andar sola a ratos también es bueno si se tienen los "alguienes" cerquita, pera no notar la soledad, esa que duele.

Un abrazo grande, que no sabes cuánto te extraño aquí, que en tu espalda también descansan mis quemaduras de la vida, mis sales de colores oscuros, mis ilusiones rotas y por romper, que sigo siendo una necia encantadora.

Te espero en mi cumple, claro. De momento, sigue construyendo y construyéndote bonito. No me falles, que fue el favor que te pedí.

Hasta más ver, viajera de los atardeceres naranjas.

Duendecilla, para tí.

Anónimo dijo...

Hola duendecilla.. sabes disfruto de escribir en los atardeceres naranjas... y encuetro rasgos azules en medio del atardecer de color naranja por el que viajó sincesar pero con muchas ilusiones. Espero que algún día los descubras.