jueves, 19 de enero de 2006

Agujetas en las alas.

"Sucede que a veces" de ISMAEL SERRANO Sucede que a veces la vida mata y el amor te echa silicona en los cerrojos de tu casa o te abre un expediente de regulación, y te expulsa del Edén, hacia tierras extrañas. Sucede que a veces sales de un bar y la luz quema la piel de este vampiro que te ama, te llena la frente de fino polvo marrón-sur, bostezas y te queman agujetas en las alas. Pero sucede también que, sin saber cómo ni cuándo, algo te eriza la piel y te rescata del naufragio. Y siempre es viernes, siesta de verano, verbena en la aldea, guirnaldas en mayo, tormentas que apagan el televisor. Teléfonos que arden, me nombran tu voz, hoy ceno contigo, hoy revolución, reyes que pierden sus coronas, verte entre la multitud, abrazos que incendian la aurora en las playas del sur. Sucede que a veces la vida mata y te encuentras solo y en este corazón no reciclable se hunden petroleros desahuciados y sospechas que provocan miopía en lanzadores de puñales. Sucede que a veces la vida mata y el invierno saca su revólver, te encañona en las costillas, te aterran los álbumes de fotos y el espejo, huele a pino el coche y el mar a gasolina. Pero sucede también que, sin saber cómo ni cuándo, algo te eriza la piel y te rescata del naufragio. Y siempre es viernes... * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * Agujetas en las alas. De volar y de intentarlo. De soñar y seguir soñando a pesar de los sueños. Agujetas en las alas. De querer y de seguir queriendo. De ver estrellas y estrellarse. Agujetas en las alas... Y ya lo dice Ismael Serrano, "Sucede que a veces". Suerte a todos en los exámenes de Febrero. Y sí, Fito: te sigo debiendo un post. No se me olvida, descuida. A mí nada ni nadie se me olvida y... sucede que a veces, pasa. Como siempre. Un beso azul a todos mis lectores. Duendecilla trasnochadora.

4 comentarios:

*)lúa dijo...

Sólo puedo decir una cosa: me encanta.
Tomaremos agua con azúcar y seguiremos volando, verdad duendecilla? Besoooo, nos vemos estudiando.

Duenda dijo...

R - Agujetas en las alas de volar y de intntarlo.

M - Pasos de mentira, que dudan antes de tirarse al vacío.

R - Pulmones contaminados de aire de ciudad y ciudadanos.

M - Cuerpo agotado, mente en blanco sobre la que no se puede pintar.

R - ¿un café? mejor mil, que te los debo (para hablar de lo humano y lo divino).

M - ¿un café? una sonrisa y menos humos (para pequeños y mayores, como siempre)

R- ¿un café? mejor copa y con Sabina de fondo, llamando al mundo idiota.

M - O Serrano, que se te olvida... que también es de los nuestros.

R - Reciente descubrimiento de los que algunas almas entienden por música.

M - ¿Me lo cuentas?

R - Habla de alas, de un virus que se llama miedo y de un viejo que sale de paseo.

M - Y del vértigo -que el mundo pare- y de esa historia de amor, triste como la vida misma...

R - Vértigo, amor y vida: círculo vicioso y clave.

M - Pero que siga... que así es la vida.

R - Así es la vida, vida.

Un beso, Merino.
Adoro escribir contigo.
Haz que cuente ;-)

Duendecilla.

bydiox dijo...

Me alegro que te empiece a gustar Serrano... que sus palabras, sus versos, sus caricias te pongan la carne de gallina como al que escribe.

Un placer escribir contigo, como siempre...


P.D: He vuelto... ¿me echábais de menos? :) (mi space ya está abierto de nuevo... ¡entrad y firmadme! n_n )

Duenda dijo...

Las palabras se las lleva el viento... una vez más.