miércoles, 25 de abril de 2007

******

A veces la vida te sabe a poco
y otras te sobra en el plato



Cosas, muchas cosas.

Que salen, claro.
duenda.

p.d. Me gusta mucho trabajar con vosotros.

6 comentarios:

Evatómica dijo...

Me encanta el color de los huevos crudos. me gusta mirarlos. bonita foto.
Besos

Kaytall dijo...

A mi me encanta trabajar contigo y conseguir que la vida se salga del plato.

Besos

Duenda. dijo...

Chicatómica: a mí también me atrae el color de los huevos crudos. Y su textura viscosa. Qué cosas.

Kaytall (castañónnn!): a mí también me gusta trabajar contigo, claro que depende de cómo venga el aire ;-) Hoy, por ejemplo, ha estado guay. ¿Qué tal saldrán mis mocos en papel de periódico? jajaja...

Besos a los 2!
duenda.

Christian Supiot dijo...

Siento si pensaste ayer que te estaba tomando el pelo... pero la verdad... lo decía completamente en serio... el poema del Vaso es tremendamente positivo y estoy seguro de que le estas dando tu una carga mucho más negativa de lo que ellos le darán... precisamente lo que se pretende en esas asociaciones es que su vida no gire en torno al alcohol... y eso no se consigue censurando...

en fin... divergencia de opiniones...

Sileno dijo...

Una imagen esplendida, una buene fotografia.
Pero somos asi, querremos freir el huevo, incluso revolverlo, no nos parecera suficiente y lo acompañaremos con algo que se nos antoje indispensable e incluso asi tendremos la sensación de que estamos ante un simple huevo.
Verdad que en la vida esto se parece mucho y nos olvidamos de disfrutar de lo mas sencillo, en el origen de las cosas esta lo mas fantastico de la vida.
Te das cuenta de que mi obra tiende a eliminar, a suprimir a quedarse con lo esencial.
Bueno que meestiendo mucho ya te seguire contando.
Un besazo

Duenda. dijo...

christian: sí, eso me temo. Divergencia de opiniones, como siempre. un saludo.

sileno: tender a lo esencial. Tender lo esencial al sol, pero con cuidado de que no se decolore o encoja. un abrazo.

duenda.