miércoles, 25 de junio de 2008

Otra forma de verlo.

"Cómo gastamos nuestros días es, por supuesto, cómo gastamos nuestras vidas"
Annie Dillard.

"Una de las pocas cosas que sé acerca de la escritura es ésta: gástalo todo, dispáralo a bocajarro, piérdelo sobre la marcha, una y todas las veces que sea preciso. No conserves lo que parece provechoso para más adelante, para otra fase del libro: dalo, dalo todo, dalo ahora. El impulso de reservar algo bueno para un lugar aparentemente mejor es la señal que se necesita para gastarlo ahora, sin tardanza. Ya aparecerá algo distinto, puede que mejor, más adelante. Estas cosas se llenan por detrás, por abajo, como el agua de un pozo. Del mismo modo, el impulso de guardar para uno lo que ha aprendido no sólo es vergonzoso, sino que es destructivo. Todo lo que no dé uno libre y abundantemente termina por perdérsele. Uno abre un buen día la caja fuerte y se encuentra con cenizas.


La palabra escrita es débil. Son muchas las personas que prefieren la vida. La vida mueve la sangre en tus venas. Huele de maravilla. Escribir es la mera escritura, la literatura es poca cosa. Apela únicamente a los más sutiles sentidos -la visión y el oído de la imaginación-, al sentido de la moral, al intelecto. Esta escritura a la que te entregas, y que tanto te emociona, que tanto te conmueve y te alboroza, casi como si estuvieras bailando junto a la banda de música, es apenas audible para cualquier otra persona. El oído del lector ha de ajustarse, rebajarse, para pasar del estruendo de la vida a la sutileza de los sonidos imaginarios que se desprenden de la palabra escrita".


Fragmento de Vivir, escribir de Annie Dillard.

5 comentarios:

Max Verdié dijo...

Ese fragmento es un ejemplo perfecto de por qué no me creo todo lo que leo, sólo por el hecho de que aparezca en letra impresa o lo diga alguien conocido.

Pero de todo habrá que leer.

No todo va a ser follar.

La cónica dijo...

Este fragmento lo leímos en el taller hace un par de meses, y dan ganas de ponerse a escribir ¿verdad? Me alegra mucho que hayas vuelto (a escribir!)

Be(r)sos c(r)ónicos, erre que erre.

soleil dijo...

ese fragmento que nunca antes habia leido, me inspira a darle yo fe a mis palabras y alma y pasion a mis sentidos, lindo blog!

Saraninay dijo...

Desde Reinosa con amor:

Gracias por tu visita, bellezón!

Del beso sin lengua, ya hablaremos.

:P

Duenda. dijo...

max: todo con exceso, ya sabes.
laco: no he vuelto.
soleil: me alegra-s!
coradita: vuelves?

muás.
d.