miércoles, 29 de octubre de 2008

Ligera de equipaje.

Dice un sabio que Granada es mágica porque nunca pide cuentas de por qué regresas. Yo voy, pero nunca he vuelto. Madrid es otra historia: de mucha gente con historias, de muchas historias con gente. Cuatro días para un verbo pronominalizado que me han enseñado casi ayer. La capital es importante. El Sur me corre por las venas. Aunque ninguno de los dos vaya a ser como una vez hube planeado, sino todo lo contrario. Nervios contentos, una lumbalgia de urgencias y un Ver-veremos es cuanto ocupa mi maleta roja. Y de equipaje de mano, la sonrisa.
d.

8 comentarios:

Lile dijo...

Granada te cuenta lo que no sabes, te dice cosas bonitas desde el amanecer hasta el atardecer, en el Huerto de Juan Ranas las puestas de sol son increibles y te narran lo especial de cada uno de los presentes al mágico momento.
Madrid es exigente, te ofrece todo lo que quieras y te exige el doble. Siempre va con prisa, no le da tiempo a lavarse por las mañanas y por las noches la ansiada tranquilidad se transforma en una feria llena de luces y sonidos que excitan los sentidos y arrebatan el sueño.
Nos vemos en la feria.
Un beso

Jorge Ampuero dijo...

De hecho cada ciudad tiene su encanto. Me ha gustado tu blog. Espero regresar y leer más de ti.

Saludos...

Max Verdié dijo...

Y orgasmo doble.

No olvidarlo.

Sabi. dijo...

Espero que lo hayas pasado bien por allí.
Siempre que pregunto cómo es Granada me responden con un suspiro. Si todo va bien en diciembre me tocará a mi =P.

Saludos mi duendilla.

P.D.: Quita mi fotolog. Lo he cerrado =)

Mua.

Lile dijo...

Sigue siendo ligero tu equipaje?

El futuro sin magia dijo...

Mi rusa del Pacharán!

A Madrid hay que volver. Fue realmente mágico, y ha sido la primera vez que he disfrutado mis versos sin reservas.

Un besazo.

Duenda. dijo...

lile: tenías razón y tengo que volver. a granada, para verla mejor. a madrid, para veros mejor. abrazo.

jorge ampuero: bienvenido, siempre.

max: me lo apunto, claro.

sabina: ayyy...

clara: estoy de acuerdo contigo y qué rico sienta. besos.

d.

Poetisa dijo...

hasta tus lumbalgias son hermosas..