jueves, 11 de diciembre de 2008

Jack siempre será Jack.

Cada vez que la veo, abre la cajita de sorpresas que hay detrás de las cuencas de los ojos que no se cansan de escucharla. Se desenvuelve excelente y se deja degustar. Como los buenos Caramelos. Me gusta lo que escribe. Me sorprende lo que crea. Me obnubila lo que piensa y despiensa. Aunque no siempre esté de acuerdo. Admiro su generosidad y su energía en el trabajo. Me encanta su capacidad de construir un camino limpio y contundente y propio y diferenciador desde una idea hasta el espacio que decide que ésta va ocupar. Aunque no siempre lo entienda. Absorbe mi atención su forma de interpretar y de estar en el mundo. El que sea. Celebrando la maravilla de lo cotidiano, hemos disfrutado hoy con ella Marcados por las marcas. Tengo la suerte de conocerla (un poco) y quererla (un poco más) y poder apostillar, muy orgullosa: "Eme, mi poeta de Versátil.es". Porque fue donde la conocí y empezamos a compartir. Y porque si Eme siempre será Eme, sin duda alguna, Jack siempre será Jack.

d.

2 comentarios:

Muu dijo...

Ah, que no hablas de 24 :P

La cónica dijo...

Es genial, Eme. A ver si es verdad que podemos degustar esos Caramelos pronto. Creo que sólo la he visto una vez. Casi nos vemos en una fiesta a la que casi va. La re-presentación de Hank Over. Yo sí fui, encantada. Pero esa es otra historia.

I mi mi miss you!