lunes, 18 de mayo de 2009

Hasta la vista, Mario.

NO TE SALVES No te quedes inmóvil al borde del camino no congeles el júbilo no quieras con desgana no te salves ahora ni nunca no te salves no te llenes de calma no reserves del mundo sólo un rincón tranquilo no dejes caer los párpados pesados como juicios no te quedes sin labios no te duermas sin sueño no te pienses sin sangre no te juzgues sin tiempo pero si pese a todo no puedes evitarlo y congelas el júbilo y quieres con desgana y te salvas ahora y te llenas de calma y reservas del mundo sólo un rincón tranquilo y dejas caer los párpados pesados como juicios y te secas sin labios y te duermes sin sueño y te piensas sin sangre y te juzgas sin tiempo y te quedas inmóvil al borde del camino y te salvas entonces no te quedes conmigo.

7 comentarios:

tOrMeNtA dijo...

Conmovedor. Que descanse en paz.
besitos pa' ti!

Zanahoria dijo...

Juzgarse sin tiempo es una gran equivocación. El tiempo nos pone en nuestro sitio, quiero creer.
Hasta la vista. El tiempo dirá, Mario.

Jesús Carrasco Gómez dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=rwivEVwkyXw

Seguirá vivo en sus poemas (suena cursi, pero es lo que pienso).

Rebeca dijo...

De acuerdo con Tormenta. Siempre me resultó conmovedor este poema, y ahora más.

Un abrazo.

Azul en Verso dijo...

Pala madre...
me chocó
porque hace unos días leí q estaba mejorando...

Saludos

Narazul dijo...

Sus muchos versos son parte de mis lecturas favoritas...

Duenda. dijo...

niña menta: así sea.
zanahoria: muerte al juicio.
carrasco: ñoñooo! y con razón.
rebe: te regalo "defensa de la alegría".
azul en verso: pues cesó su vuelo.
narazul: y de las mías.

Estos días en la sala de estudio del segundo piso, debajo de la placa que lleva su nombre, había un folio escrito a mano que decía: "Descanse en paz".

abrazos!
d.