lunes, 26 de septiembre de 2016

Borrador.


(A propósito de un dibujo de Alberto Ruiz Yesa)


En los bordes se vuelve vergüenza 
la herida.
No hicimos nada. Dejamos
que el miedo les pasara a otros.

El arte es un refugio-pared
donde mirarme,
donde no mirarte.

Y desobedezco al lápiz
que dibuja cómo volver a querer
fijarme en tus ojos,
desenredarte cicatrices,
atenuar el dolor de la existencia 
consciente
que toca las paredes de esta casa.
d.

1 comentario:

Max Verdié dijo...

Una mierda, eso del miedo.