miércoles, 6 de junio de 2007

De Nacho Escuín.

Edición preciosa. Título en francés. ¿Pour quoi?Dedicatoria presagiadora que me encanta porque no entiendo: es lo que tiene ir echándose colegas poetas, que te obnubilan hablándote de limbos de colores, de formas, de sonidos... raros. Todos ellos raros: los poetas y los limbos. Gracias, Nacho. Que te siga pintando bonito.


PRIMERO FUE AZUL
todo azul, en contra de lo que se cree,
la inmensidad, el océano, el cielo,
los ojos de Eva
que hicieron a Adán perderse.
Si eres de los que aman el Azul
y lo lejano,
el hematoma azulado provocado por un golpe
en otro rostro,
los ojos de Pilar
que como os de Eva te invitan a la perdición,
si eres de esos entenderás
que el Azul es el inicio y fin de todas las cosas.
Para Brenda el número cuatro es Azul
al igual que la letra e
y tiene sueños de colores,
ella habla de colores con palabras
y las letras muestran entonces sus colores
como tú y yo hablamos de palabras con palabras.
Esto es indiscutible:
primero todo fue azul
la inmensidad, el cielo, el océano
los ojos de Pilar.


"Esto es indiscutible: primero todo fue azul", claro.
SOnrisa roja, hoy. Duenda.

2 comentarios:

txe dijo...

weah! azulísimo

Duenda. dijo...

Txe: no sabes hasta qué punto...
¡bienvenido!

duenda.