jueves, 14 de febrero de 2008

Eso dicen.

Gato con botas no caza.
d.

8 comentarios:

Javi dijo...

Ummm... Bonitas botas... Un gato con botas siempre puede poner esa carita de súplica encantadora jejeje

Duenda. dijo...

Javi! ¿carita de súplica encantadora? Ya brindaremos tú y yo por todos los cromosomas XX del mundo.

Nos vemos en los bares,
d.

Duenda. dijo...

Ah:
y tengo urticaria en el orgullo

;-)
d.

Nacho dijo...

Caperucita Roja + El gato con botas = ¿Caperucita de las botas rojas?

Para tener el disfraz completo para el próximo Carnaval solamente te hace falta una sudadera con capucha y un cartel explicativo con la mezcla de títulos.

¡Buen fin de semana!

aralia* dijo...

POr que no te quitas las botas para no hacer ruido, y nos vamos a cazar sigilosamente??

Yo he aprendido a hacerlo con guantes, para no dejar huellas, aunque ahora prefiero hacerlo a cara descubierta para que cunda más el pánico.

A veces a los gatos, sólo nos hace falta sacar la zarpa a pasear, aunque el brillo de las tuyas se esté poniendo rancio.

Te quiero;

Miau*

Lalaith dijo...

Bonitas botas!

Mijel... dijo...

jejejeje... me conozco muchos casos en los que si cazan, pero bueno... ARRIBA LAS BOTAS...

Duenda. dijo...

nacho: estudiaré ese disfraz ;-) y buen finde para tí también. cuidado con los teens!

aralita: de guantes nada, no escatimo en dejar huella aunque a veces me den un escobazo por meter los bigotes en la cazuela. eso sí, al sigilo me apunto. y contigo, claro. yo también.

lalaith: gracias, son botas de duenda aunque tienen infinitas variedades.

mijel: ¡vivan las botas! ¡y las chanclas!

besos a todos.
d.