miércoles, 12 de enero de 2011

Sísifo.

"Y sin embargo toda la ciencia de esta tierra no me dará nada que me garantice que este mundo es mío. Me lo describís y me enseñáis a clasificarlo. Enumeráis sus leyes y, en mi sed de saber, admito que son ciertas. Desmontáis su mecanismo y mi esperanza aumenta. En último término, me enseñáis que este universo prestigioso y abigarrado se reduce al átomo y que el átomo mismo se reduce al eletrón. Todo eso está bien y espero que continuéis. Pero me habláis de un invisible sistema planteario donde los electrones gravitan en torno a un núcleo. Me explicáis ese mundo con una imagen. Reconozco entonces que habéis ido a parar a la poesía: nunca conoceré. ¿Me da tiempo a indignarme? Ya habéis cambiado de teoría. Así, esta ciencia que debía enseñármelo todo termina en la hipótesis, esta lucidez se sume en la metáfora, esta incertidumbre se resuelve en obra de arte. ¿Qué necesidad tenía yo de tantos esfuerzos?".

El mito de Sísifo, Albert CAMUS.

4 comentarios:

Anastasia K. dijo...

Llego aquí a raiz de que Luna Miguel te haya mencionado en su blog (que por cierto el poema me parece muy muy interesante) y con tu permiso me voy a quedar :).
Gran libro el Mito de Sísifo (por no hablar de Camus en su conjunto), quizá llegas a la conclusión de que puedes sacar algo útil incluso de los esquemas pero hay que saber dónde no llegan y cuándo dejarlos atrás.
Un saludo.

Duenda. dijo...

anastasica k: bienvenida seas a este hueco, todo mi permiso. gracias por lo que dices del texto que colgó luna :-) desde luego, camus es todo un descubrimiento pero no me gustan los esquemas, prefiero la enjundia ;-)

un beso!
d.

tormenta dijo...

sí, acepto. me gusta.

Rocío dijo...

Y yo llego aquí a través del blog de Anastasia. Y también me quedo, se está agustito aquí, entre letras.

Un saludo.