viernes, 25 de mayo de 2007

Musiquita.



Hay locuras para la esperanza,
hay locuras también del dolor.
Y hay locuras de allá,
donde el cuerdo no alcanza,
locuras de otro color.

Hay locuras que son poesía,
hay locuras de un raro lugar.
Hay locuras sin nombre,
sin fecha, sin cura,
que no vale la pena curar.

Silvio Rodríguez


¿Quién lo cura? - me preguntó.
Pero no supe contestar absolutamente nada.
Quizá el Tiempo: con tiento, contento.
Cuando el alma piensa me duele la cabeza
(es que la tengo muy dura).
duenda.

5 comentarios:

pindongo dijo...

Ojalá se te acabé la mirada constante
la palabra precisa
la sonrisa perfecta...

Anira dijo...

mmmm no piyo pindongo....

Locuras al principio no me atreevía prové y me encantó ahora procuro hacerlas todos los dias

no te olvido

Duenda. dijo...

pindongo: ojalá por lo menos que me lleve la muerte para no verta tanto, para no verte siempre, en todos los segundos, en todas las visiones...

anira: ¿no pillas? escucha a Silvio Rodríguez y entenderás. locuras a diario, en todos los rincones: me gusta... yo tampoco.

besos a las dos.
duenda.

Anónimo dijo...

Pierdan la cabeza, por favor.

Al menos, un rato cada día.

Con pie quebrado, o no.

Sileno dijo...

Duenda Azul
Pida un correo
Pidaselo a Aralia.

Esto es una locura constante.

Muuaaaa...