jueves, 3 de mayo de 2007

Tín, tín, tín.


Déjese de decálogos propuestos por el loquero: su familia no tiene arreglo. Olvide las normas: los vecinos van a echar siempre la culpa al vecino del quinto. Pase de convenciones y busque paz: haga mucho el amor. Modere su actividad: tómese un café bien cargado e invierta en bolsa. No corra: pero dese prisa. Relájese: no cuadricule su vida. Evite el sedentarismo: trashume. No le robe horas al sueño: pídaselas a papá. Fume lo menos posible y riegue la maría. Reprima impulsos: tenga cuidadooo! ¿Qué prefiere: los Antes, los Después o los Ahora? Entonces, ha acertado. Colóquese la corbata, que al mundo le ponen los estereotipos. Enseñe los dientes, que le han costado un pastón. Sea feliz o al menos disimule un poco mejor, hombre.



Tín, tín, tín.

3 comentarios:

pindongo dijo...

Anchoas...pasteles...¡qué hambre maja!

Por cierto:el ahora.

Duenda. dijo...

Pindongo: es que empecé de nuevo mi dieta y el subconsciente me puede.

Sí, sí. Pero usted sonría todo el tiempo, ¿eh? no vayan a pensar los demás que está aburrido o se siente triste o algo peor: que se quiere largar. ¿Eh?

Buen provecho.
d.

eme dijo...

me encanta.