martes, 14 de agosto de 2007

Ella.

...pero es que hay gente
que no consigues olvidar jamás,
no importa el tiempo que eso dure...


Llevaba mucho tiempo queriendo poner esta foto, pero no sabía si estaba bien. Ahora entiendo que da igual. Ni cuatro años ni mil borran excepto el dolor que cicatriza pero pica con el cambio de cada estación. Ensayo de nuevo para cantar de nuevo: cada vez menos por la tristeza del eco de la cajita y me acuerdo de Ella. Todos los días de mi vida. Y la echo de menos en algún rato importante, que últimamente son muchos: confidencias que se ahogan en unas flores porque ya no está. Sé que observa cada paso desde ahí. Aunque no la pueda ver. Si tengo un ángel, Ella es.


d.

4 comentarios:

Velasias dijo...

Ya he actualizado mi blog, poco, muy poco pero algo nuevo he puesto.
a ver si voy un día por Pucela y me cuentas los nuevos proyectos.
Espero que estes bien, que la vida te sonria o sino sonriele tu a ella... ¿alguien tiene que hacerlo no?.
En fin, un besote.
Cuidate.

Duenda. dijo...

Edu! guapo! ganas de verte y contarte el proyecto que nos traemos entre manos, claro que sí. La vida me sonríe y yo le sonrío a ella, nos queremos mucho.

Beso.
d.

Anónimo dijo...

Seguro que estaría muy orgullosa, eras la niña de sus ojos.

Duenda. dijo...

Gracias.
Espero que lo esté, sí.
Todos los días.

d.