miércoles, 22 de febrero de 2006

Nada... en la nevera.

Nada en la nevera, ja. Nada. No. Nunca. Nadie. Ninguno. No tengo más que ofrecer. Ya dí todo un día y ya no queda nada más dentro. Cansada, nada de ganas para nada. Quizá con el tiempo, vuelva a llenar mi nevera y pueda convidaros a una rica cena. Creo que no quiero escribir más en el blog. Buenas noches, y buena suerte. Que os vaya a todos muy azul. Un placer. Rut, que no "duendecilla".

5 comentarios:

*)lúa dijo...

Una no es lo que la quieren, sino lo que se quiere, como aprendí el otro día gracias a la película del "Ladrón de orquídeas". Algo me olía ya antes de escucharla explícita, pero me quedó muy claro después de rellenar ese "olerme algo" con las palabras exactas. Yo te la doy a tí, por si la quieres, por si te es útil. A mí me lo ha sido de una forma un poco destructiva. Quizá tú encuentres en ella bastante más.
Yo me pregunto a veces qué diferencia hay entre el quererse, el querer, y el que te quieran...y si no todo será lo mismo...y si no todo llenará la misma nevera y alimentará a los que necesitan alimentarse y tomar energías para volverla a llenar cuando se vacía.
Yo también decido dejar mi blog. Este invierno está "nadeando" demasiado...demasiado...en cada momento lo que haga sentir, sino bien, mejor.

Duenda dijo...

TODO ESTA LEJOS.

Todo esta lejos
pero es un modo de decir
en realidad no tengo patrón universal
para medir cercanos y remotos.

Los bienaventurados se escabullen
detras de nieblas o de muertes
los bienodiados zarpan o sonrien
con esa impunidad que da el rencor

Todo esta cerca
pero es un modo de decir

Todo esta lejos
yo mismo empiezo a estarlo
colgado del penultimo horizonte,
ese trapecio que no tiene red

Todo esta lejos?
Bah; es solo un modo de decir.

En mi mejor historia
ha habido lontananzas a granel
y mi experiencia dice
que lo lejano a veces se aproxima.

Mario Benedetti.

aralia* dijo...

Siéntete por dentro y después filtra todo aquello a lo que le permitas la entrada. Sólo tú eres dueña de ti misma, solo tu decides de que color pintarte... y si alguien llega y te mancha ese color, tu siempre vas a estar ahí para no dejarle que lo haga; pero si lo consigue, vas a seguir estando, cerquita de ti misma para poder limpiar la mancha cuando a ti te de la gana, siempre, cerquita.

Y si no te ves con fuerza para limpiar las manchas yo te dejo mis manos que se que te gustan para que las hagas tuyas y entre las dos pintemos de mil colores lo que tú quieras pintar.

Pero lo más importante, es no dejar de hacerlo nunca por que si no, las personas o las cosas tristes, emborronarán tu pared y llegará el día en el que hayas olvidado de aquel color maravilloso que coloreaba lo que eres.

Te quiere;

tu aralita*

*)lúa dijo...

Seguiremos cerveceando y aunque sea en la timidez de una sonrisa de vuelta a casa... dando gracias y sintiendo el alma grande por haber encontrado un mismo suspiro en esas palabras de las que habitualmente desconfiamos tanto. Construyendo.También gracias, porque "eres linda desde el pie hasta el alma y desde el alma a mí" y desde mí a todos/as a los que se pueden dar gracias.

Gracias por dejarme, de vez en cuando, encontrarme en vuestras miradas.

Un abrazo.

Lúa.

Anónimo dijo...

nada en la nevera? me preocupa escuchar que no tienes nada en la nevera cuando sé que tienes mucho. Quizás el cnasnacio, el stress de los exámenes, los conflictos te hacen tener falta de serenidad y ver vacío lo que no lo está.... Cuídate